Si Usas Ajo Como Remedio Medicinal no Cometas Estos Errores

 

Si Usas Ajo Como Remedio Medicinal no Cometas Estos Errores

Se ha escrito mucho sobre la manera de emplear el ajo como un antibiótico natural y del hecho de que bastantes personas optan por este superalimento tratándose de conseguir más de una infección o bien enfermedad.

Puedes usarlo para hacer un jarabe natural para las infecciones de pecho y, además de esto, el ajo se puede usar para reducir el peligro de cáncer de pulmón. Mas si deseas ajo como antídoto medicinal, es esencial saber de qué manera emplearlo adecuadamente.

En caso contrario, sus beneficios para la salud son limitados, y posiblemente no consigas los resultados positivos que buscas.

Prosigue leyendo para saber los fallos que no debes cometer al utilizarlo como antídoto medicinal.

Fallos comunes que se cometen al utilizar el ajo como antídoto medicinal
Si tratas de emplear el ajo como medicina natural precisas eludir una serie de fallos comunes.

Fallo # 1Empleo de ajo cocido
Cocinar el ajo es totalmente admisible si se emplea para adobar los comestibles. No obstante, la cocción destroza el ingrediente activo: la alicina. La aicina es uno de los compuestos que se hallan en el ajo que poseen azufre y que se conocen de forma colectiva como tiosulfinatos.

La alicina se activa cuando se mastica crudo, picado o bien machacado. Mas, se desactiva por el calor, que es la razón por la cual al cocinarlo, reduce su potencial de sanación y ha de ser eludido.

Consejo para conservar los máximos beneficios curativos del ajo

Moler el ajo ya antes de cocinarlo.

Ahora, aguardar diez minutos ya antes de cocinar para aumentar al máximo las ventajas para la salud. Dejar al ajo machacado en reposo a lo largo de diez minutos ya antes de cocinarlo mejora todavía más la capacitación de alicina, asegura la síntesis máxima de alicina, y asimismo hace que sea más estable y resistente al calor de la cocción.

Haz Click Aquí Para Ver Más  Mejora La Memoria En Un 80% , Derrite La Grasa y Mejora La Vista y El Oído El Remedio

Entonces cocina en fuego bajo o bien medio a lo largo de un corto período (agregarlo cara el final del tiempo de cocción).

Fallo # 2 Consumir el ajo en forma de pastilla
Para eludir el fragancia y sabor potente, ciertas personas deciden tomar pastillas de ajo en su sitio. Como acostumbra a ser el caso, el camino más simple no marcha realmente bien.

Como se mentó previamente, para activar su compuesto poderoso, se precisa ingerirlo crudo y aplastado. Ninguna pastilla, polvo o bien en forma seca, puede igualar el potencial terapéutico de ajo en estado natural.

El mal fragancia del gas de fósforo desaparece cuando se seca el ajo, se procesa o bien cocina, mas asimismo lo hacen ciertos de las ventajas para la salud.
El ajo seco conserva propiedades anti-oxidantes y puede asistir a combatir los radicales libres – mas jamás en exactamente la misma medida que lo hace su estado crudo. Si no te agrada para nada crudo, solo recuerda que se ha probado que masticarlo puede ser tan eficiente como la penicilina en ciertos casos.

Fallo # 3Emplear ajo que tiene bastante tiempo
Cerciórate de que las cabezas de ajo que adquieras sean frescas y no de bastante tiempo. El ajo fresco tiene una tira verde que se alarga por en la mitad de los dientes.
Como siempre y en toda circunstancia, el ajo orgánico es, por mucho, la opción más saludable.

Fallo # 4Comer poquísimo ajo
Si está comprometido con la lucha contra las infecciones de forma natural, precisas comer una porción espléndida de ajo. Solo un pequeño diente de ajo, seguramente no hará el trabajo.

                                        MIRA EL VÍDEO COMPLETO.

Como una dosis terapéutica, 2 o bien 3 dientes de tamaño medio han de ser consumidos al día. Personas con infecciones graves han reportado masticar de 2 a 3 dientes un par de veces al día.

Haz Click Aquí Para Ver Más  Mira Porque Meter Tus Trapos En El Microondas Es Lo Mejor Que Puedes Hacer A Partir De Hoy

Fallo # 5Olvidar restituir la vegetación del estómago
Puesto que el ajo actúa como un antibiótico, en grandes cantidades pueden afectar a la vegetación intestinal y agotar las bacterias amistosas. Como con otros antibióticos, se precisa un buen suministro de probióticos para lograr que tu intestino vuelva a estar en equilibrio.

La mejor forma de hacer esto es a través de el consumo de comestibles fermentados que poseen muchos probióticos.

Ciertos ejemplos incluyen el iogur natural, Kombucha, miso y vegetales fermentados (chucrut, el kimchi). Si te resulta bastante difícil localizar comida real fermentada, se puede adquirir suplementos probióticos.

Fallo # 6 – No llevar una dieta saludable
No se puede aguardar que este gran comestible haga todo el trabajo por cuenta propia. Asimismo es preciso adoptar un modo de vida saludable general, y una dieta que fomente el proceso de sanación.

Una dieta rica en azúcares y comestibles procesados es contraproducente para el bienestar de tu sistema inmunológico.

Tus sacrificios han de ser apoyados por los comestibles que te dan comestible y resguardan tu salud: verduras, frutas, comestibles probióticos, aceites saludables, proteínas magras y rebosante agua de calidad.

Consejos para comer ajo fresco
Hemos establecido que la mejor forma de consumir el ajo como antibiótico, es por el consumo del mismo en estado crudo y fresco. No todo el planeta goza de su sabor puro.

En consecuencia, ciertos luchan para comer lo bastante de este superalimento. Los herbolarios David Winston y Merrily A. Kuhn, RN, PhD, sugieren picar los dientes de ajo y dejar descansar a lo largo de diez a quince minutos.

Ahora, entremezclar el ajo con el youghourt, puré de manzana, miel, o bien algún otro agente portador que halles más simple y más sabroso para ingerir.

Haz Click Aquí Para Ver Más  6 Comidas navideñas que debes evitar

Un enorme consejo para reducir el fragancia, es comiendo un tanto de perejil después para asistir a supervisar el aliento a ajo.

¿Se debe comer ajo crudo con el estómago vacío?
En ocasiones se aconseja masticar primero el ajo en la mañana, ya antes del desayuno, e inclusive ya antes de tener el agua (puedes precisar un vaso de agua para calmar acidez, singularmente si estás tomando más de un diente). Este régimen ha dado buenos resultados.

No obstante, ten presente que, para ciertas personas, el ajo crudo con el estómago vacío puede ocasionar irritación en el tracto digestible.

Una investigación publicado en dos mil cinco en la American Family Physician, apuntó un informe de la literatura que sugiere que el consumo de cantidades excesivas de este comestible en estado crudo, en especial con el estómago vacío, puede ocasionar malestar gastrointestinal, flatulencia, y cambios en la vegetación intestinal.

Siempre y en toda circunstancia es recomendable iniciar con pequeñas cantidades y observar la reacción de tu cuerpo. Esto es esencial asimismo pues ciertas personas tienen una alergia al ajo.

Pueden desarrollar una serie de síntomas, incluyendo hinchazón, diarrea, náuseas, vómitos y diferentes reacciones en la piel.

Las personas que no lo aceptan crudo aún podrían ser capaces de consumirlo en pequeñas cantidades, mas sus síntomas pueden aparecer cuando la dosis se aumente. No obstante, en la mayor parte de las personas, la ingestión de ajo no genera efectos secundarios.

El empleo medicinal del ajo se conoce desde hace más de tres mil años. Ya Hipócrates recetaba para el tratamiento de cáncer de cuello uterino, y Albert Schweitzer lo usó para tratar la disentería en África.

Este antibiótico viejo cuenta con apoyo de la comunidad científica y sanadores naturales de todo el planeta.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *