Si no Quieres que Tus Hijos sean Malcriados, ¡Tienes que Evitar Hacer Esto de Inmediato!

 

Si no Quieres que Tus Hijos sean Malcriados, ¡Tienes que Evitar Hacer Esto de Inmediato!

Tener hijos es una experiencia muy gratificante y verdaderamente bella, mas asimismo consiste en un enorme reto.

Todos y cada uno de los progenitores desean darle a sus hijos una buena educación y desean eludir que sean malcriados, si bien a veces se cometen fallas que pueden llevarlos a esta clase de conducta.

De ahí que, si desean eludir que sus hijos sean unos malcriados, primero deben mudar ciertas actitudes que como progenitores han desarrollado.

Acá les presentamos cinco consejos de Enma Jenner que son realmente útiles para educar bien sus hijos.

Esta mujer llamada Enma Jenner es famosa por el programa de TV llamado “Take Home Nanny”. Se trata de un programa, donde como niñera profesional llega a un hogar con la pretensión de imponer disciplina y buenos modales a los pequeños.

Los progenitores que generalmente solicitan la ayuda de esta mujer son progenitores con hijos muy malcriados.

La manera en que logra su objetivo para disciplinar a los pequeños, es primero observando la conducta tanto de los pequeños como la de los progenitores y después brinda asesoramiento enseñando técnicas realmente útiles a los progenitores a fin de que tengan paz nuevamente.

De ahí que, debido a su gran experiencia señala que los progenitores generalmente cometen estos cinco fallos comunes, lo que resulta en hijos malcriados:

1. Justificar actitudes no admisibles.

Empezamos por acá en tanto que es uno de los fallos más usuales. Si quieres eludir hijos malcriados, debes dejar de justificarlo.

Oraciones como “así son los niños”, “los pequeños de ahora hacen lo que quieres”, o bien afines, solo son la luz verde a fin de que tu hijo prosiga comportándose de forma inapropiada.

Haz Click Aquí Para Ver Más  Pon un Ajo Debajo de la Almohada todas las Noches Veras Resultados Sorprendentes

No obstante, si cambias el alegato y afirmas cosas como “sé que mi hijo puede portarse mejor, solicitar excusas, asistir en casa, etc.” el pequeño asimismo captará el mensaje con respecto a lo que es capaz de conseguir y lo que esperas de él.

Aumenta las demandas hacia él y va a saber de qué forma portarse.

                                                MIRA EL VÍDEO COMPLETO.

2. Sus demandas primero.

En nuestros días es común el sentimiento de culpa entre los progenitores. El planeta moderno nos ha obligado a salir a trabajar más de ocho horas al día. Estas sensaciones transforman a los progenitores en esclavos de la culpa y sometidos a las demandas del pequeño.

Es usual que los progenitores traten de ocupar ese vacío con objetos materiales y se vuelven más permisivos. La mayor parte piensa “no lo he visto en todo el día, no lo reñiré ni bien lleguea casa”. No obstante, los pequeños procuran esa atención.

Procuran los límites, la contención y el cariño que solo los progenitores pueden brindar. Las demandas materiales son solo una pantalla a la que recurre el pequeño, buscando más atención.

3. Miedo a los hijos.

A lo largo del tiempo, los progenitores se han vuelto más permisivos por miedo. Miedo al enfado, miedo a que llore, miedo a que empiece una escena, miedo a que no coma su comida, miedo a que nos haga pasar vergüenza…

Es preciso contar con las herramientas precisas a fin de que todas y cada una de las situaciones puedan ser enfrentadas por los progenitores con la disciplina adecuada.

Haz Click Aquí Para Ver Más  Que Le Sucede A Tu Cuerpo Al Beber Agua Con Vinagre De Manzana Y Bicarbonato Con El Estomago Vació!

¿Quién está a cargo de la situación? Si la contestación es “el niño” entonces hay un inconveniente.

4. Cubrir necesidades antes que estas aparezcan.

La especialista asegura que esto es muy dañino para los pequeños. Aquellos que no saben aburrirse, solventar sus inconvenientes, poner a prueba sus capacidades, experimentar… acostumbran a tener grandes inconvenientes para manejar la frustración.

Estos sentimientos asimismo los transforman en personas irascibles, antojadizas y sin control de sus emociones.

5. No permites que otros lo riñan.

Esto es un mal ejemplo, en especial cuando se halla en edad escolar. Cuando los progenitores no están presentes, el pequeño puede ser corregido por abuelos, maestros o bien la persona que se halle a cargo.

Esto no quiere decir que cualquiera va a venir y le afirmará qué hacer. Por contra, debemos educar que la persona responsable que esté a cargo, asimismo candela por su seguridad, educación y disciplina.

Asimismo es nuestra responsabilidad asegurarnos que dicha persona le va a tratar con respeto y buenos modos.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *