Cura los Talones Agrietados y los Callos con este Potente Remedio Casero

 

Cura los Talones Agrietados y los Callos con este Potente Remedio Casero

Merced a los componentes de la aspirina esta puede ser realmente eficiente para terminar con los callos y las durezas de los pies.

Para conseguir resultados satisfactorios hemos de ser contantes con el tratamiento

Los talones resquebrajados y los callos son signos evidentes de falta de atención en los pies. Estos, por norma general, se derivan de la deshidratación y otros factores asociados al entorno al que están sometidos.

Acostumbran a empezar con la acumulación de la piel fallecida que queda por el exceso de sequedad y la exposición al polvo y toxinas.

No obstante, en ciertos casos son la señal de alarma de enfermedades cutáneas o bien deficiencias nutricionales.

Si dejamos de lado su posible causa, para todos resulta muy molesto sufrirlos pues acostumbran a ocasionar dolor y son mal vistos estéticamente.

Debido a esto, ha existido la necesidad de tratarlos de forma eficaz, para reducir su presencia en los pies y apresurar su restauración.

Afortunadamente, merced a las propiedades de ciertos ingredientes es muy simple hacer tratamientos sin invertir grandes sumas.

Esta vez deseamos compartir uno bastante interesante, elaborado desde aspirinas y alcohol isopropílico al setenta por ciento

Antídoto casero de aspirinas para sanar las fisuras y los callos en los pies

La aspirina es uno de los calmantes más consumidos en el mundo entero por su acción contra múltiples géneros de enfermedades y efecto anticoagulante.

Está comprobado que es un potente antinflamatorio y cardioprotector, ideal para aquellas personas que tienden a padecer enfermedades circulatorias o bien del corazón.

En los últimos tiempos muchos la han aprovechado como tratamiento para la piel, puesto que se ha probado que a través de su empleo tópico puede reducir el acne, las máculas y las células fallecidas que ocasionan inconvenientes estéticos.

Haz Click Aquí Para Ver Más  Hervir la Cascara de Papas, Puede Resolver Uno de los Mayores Problemas Que Tienen Todas las Mujeres

Su aplicación sobre los pies es algo más bien reciente, puesto que solo ciertos han dado testimonio de lo buena que es contra los primordiales inconvenientes podales.

En todo caso, muchos prueban el tratamiento pues semeja que da buenos resultados en cuestión de días.

                                         MIRA EL VÍDEO COMPLETO.

¿Cuáles son las ventajas de este antídoto contra los callos?

Primeramente se resalta su acción antiinflamatoria que favorece la relajación y el alivio de los pies dados estos incómodos inconvenientes.

Su contenido de compuestos exfoliantes reduce la presencia de células fallecidas y ayuda a ablandar la dureza para hacer más fácil su supresión.

Cuenta con un efecto restaurador, ideal para apresurar la restauración de la dermis resquebrajada o bien lesionada.

Asimismo es útil para reducir la comezón y la presencia de los hongos que ocasionan graves infecciones.

¿De qué manera preparar este antídoto casero de aspirinas?

El tratamiento casero de aspirinas para curar los pies es muy simple de realizar y deja ver sus efectos en aproximadamente diez días.

Ya antes de comenzarlo es esencial dejar en claro que sus resultados cambian conforme la gravedad del inconveniente y de la perseverancia con que se utilice.

Teniendo esto presente puedes proceder a preparar este antídoto para solventar estas afecciones en los pies. ¡Prosigue los pasos!

Ingredientes

diez aspirinas
1 taza de alcohol isopropílico al setenta por ciento (doscientos cincuenta ml)
1 frasco de vidrio obscuro
Pedazos de algodón o bien gasa
Largo plástico (el preciso)

Haz Click Aquí Para Ver Más  DETERGENTE PARA LAVAR ROPA, BARATO, SENCILLO Y HECHO EN CASA

Preparación

Primeramente, pon las diez aspirinas en un mortero y tritúralas hasta conseguir un polvo.

Incorpóralas en un frasco de vidrio obscuro y añade el alcohol isopropílico al setenta por ciento .

Tapa bien el frasco y sacúdelo a fin de que todo se incorpore bien.

Ahora, llévalo a un sitio fresco y seco para dejarlo descansar entre veinticuatro y cuarenta y ocho horas.

A lo largo de este periodo debes agitarlo múltiples veces a fin de que la aspirina no se quede en el fondo.

Pasado este tiempo, procede con su aplicación.

Modo de empleo

Te recomendamos aplicarlo ya antes de ir a dormir a fin de que sus propiedades actúen mientras que descansas.
Toma un pedazo de algodón o bien gasa y sumérgela en el producto.

Escúrrela para eliminar los excesos y después colócalo sobre las zonas perjudicadas.
Envuelve el talón con el papel largometraje, de forma que el algodón quede fijo sobre el callo.

Colócate un par de calcetines y ve a reposar.
Al día después, al despertar, retira el antídoto y enjuaga con agua templada.

Recuerda secar realmente bien los pies y también hidratarlos ya antes de emplear el calzado frecuente.
Repite el procedimiento a lo largo de diez noches seguidas y apreciarás que reducen de forma notable.

¡Otro beneficio!
Si frotas ese tratamiento sobre las venas várices lograrás reducirlas y aliviar el dolor.

Como puedes ver, la aspirina tiene considerablemente más aplicaciones de las que pensabas. Prosigue las recomendaciones dadas y logra unos pies más sanos y bonitos.

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *